El suelo de bambú es una opción exótica que aporta calidez y resistencia. Un innovador producto fabricado a partir de bambú de la especie Phyllostachys Pubescens, una de las especies vegetales de crecimiento más rápido en el mundo. Esta especie de bambú se convierte en maderable después de cinco años y de forma inmediata a su recolección se auto regenera.

Las ventajas más reconocidas del suelo de bambú además de su belleza natural es su resistencia, su capacidad aislante, es antideslizante y antiestático y es fácil de instalar y de mantener. El exótico impacto visual de los Suelos de Bambú conjuntamente con su extrema alta durabilidad, definen a este producto como ideal para soportar grandes niveles de trafico superficial, tanto para suelos comerciales, corporativos y residenciales.

Los tablones de bambú tienen un revestimiento muy cálido y natural y son ideales porque se pueden conseguir en una gran variedad de tonos y texturas dependiendo del estilo de decoración que tenemos en casa.

Para mantener los suelos de bambú en excelente condición es necesario mantener la habitación ventilada y con humedad suficiente ya que la falta de humedad permitirá la aparición de grietas en nuestros tablones de bambú que finalmente conllevarán a ese molesto crujido cuando caminamos sobre ellos.

También es posible adquirir zócalos de bambú, así como también muebles de bambú los cuales nos ofrecerán una apariencia rústica muy cálida.

Las críticas están cerradas.