Jul
22
Archivada en (Reformas) por Luxor Espacios el 22-07-2011

Si estás considerando llevar a cabo una reforma integral es el momento de pensar en el ahorro energético y hacer una “reforma inteligente”. En un futuro se verá que además de mejorar el confort, reducirá de forma importante el consumo energético.

Una vivienda mal aislada necesita más energía para la climatización: en invierno se enfría rápidamente y puede tener condensaciones en el interior; y en verano se calienta más y en menos tiempo. Como consecuencia, el nivel de eficiencia energética de dicha vivienda es muy bajo.

Instalar un suelo radiante o aislarlo bien puede evitarnos perder hasta un 15% de calor, y si además cambiamos los cierres de ventanas  disminuiremos dichas pérdidas, obteniendo  otras ventajas adicionales tales como  la insonorización  ante la contaminación acústica y la protección frente a la humedad
Hacer reformas permite renovar las estructuras e instalaciones de la vivienda, es la ocasión idónea de cambiar la instalación eléctrica y su disposición para un mejor aprovechamiento de la luz natural y de los nuevos sistemas de bajo consumo.

Sin duda, merece la pena embarcarse en una reforma: mejoraremos así nuestro hogar y a largo plazo conseguiremos un ahorro en nuestras facturas, eso sí, siempre poniéndonos en manos de profesionales que nos asesoren y nos realicen un buen trabajo.

Las críticas están cerradas.